Menu

Jornadas laborales de seis horas: empleados más productivos y más satisfechos

Escrito por Editorial Conecta

Jornadas laborales de seis horas: empleados más productivos y más satisfechos

La jornada de trabajo de 30 horas semanales ha sido una de las banderas de la izquierda a la que se han opuesto siempre las patronales. La jornada partida, con dos horas para comer, pone muy difícil a los españoles que puedan conciliar su vida privada con su trabajo. Mientras en el resto de Europa se dedican 45 minutos a la comida, aquí la media está en dos horas y eso lleva inevitablemente a que se salga mucho más tarde del trabajo y se dedique cada vez menos tiempo al ocio y a la familia.

Cuando el trabajo invade la esfera privada de forma constante, la productividad se reduce. Las personas se vuelven irritables, menos comprensivas con los intereses de su empresa, más propensas a accidentes laborales o de tráfico y más estresadas. Todo esto disminuye la productividad.

Aunque hablar de una jornada reducida a nivel generalizado en España sigue siendo una quimera, las instituciones empiezan a ver con buenos ojos las jornadas intensivas. Es un pequeño paso para aquellos que luchan por la racionalización de los horarios en España.

elrelojsueco
En Suecia se puso en marcha hace varios meses un experimento controlado en una residencia de ancianos. Sus enfermeras trabajarían seis horas al día (en lugar de ocho) cobrando el mismo salario. Parece que los resultados han sido bastante positivos: mayor productividad y menores bajas por enfermedad o depresión.

Este exitoso experimento ha inspirado a otras empresas públicas de Suecia y también a otros negocios que están intentando incrementar la productividad de sus trabajadores.

En las instalaciones de Toyota en Gotemburgo, los empleados tienen jornadas de seis horas desde hace trece años. Antes de introducir este cambio los clientes ponían muchas más reclamaciones, había colas y los empleados estaban estresados. Después de estos cambios el personal se siente mejor, causa menos bajas voluntarias y es mucho más fácil encontrar nuevo personal para trabajar.

Este experimento de la izquierda sueca pretende comprobar si es posible ser más eficientes trabajando menos. Su teoría es que con una jornada laboral más respetuosa con la conciliación familiar, sus empleados serán más eficientes ya que tendrán más energía. Eso significa también que caerán enfermos en menos ocasiones y estarán más comprometidos con la empresa.

Aunque el experimento tiene solo unos pocos meses de vida y es pronto para sacar conclusiones, parece que por el momento la idea está funcionando. También los jefes están contentos con la experiencia.

Deja tu comentario

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies